¿En qué debemos fijarnos a la hora de elegir polipastros?

Elección polipastros

Podríamos definir un polipasto como una máquina compuesta por una combinación de poleas y cuerdas que capacitan a la grúa para llevar a cabo la función de elevación de la carga, ejerciendo una fuerza menor al peso que se desplaza.
En otros artículos ya hemos hablado de la importancia de estos elementos. Son utilizados en todo tipo de industrias, en especial en el sector de la construcción y el transporte. Y es que se trata del componente más importante a tener en cuenta a la hora de preparar nuestra grúa para el trabajo. Por eso, cuando se trata de elegir un polipasto, deberemos prestar especial atención a su clasificación.

Clasificación de polipastos

Polipastos en Asisteel

En Asisteel le ofrecemos asistencia profesional para guiarle en la búsqueda del polipasto perfecto para sus necesidades.

Si necesita ayuda con la elección de un buen equipo de elevación no dude en ponerse en contacto con nosotros llamando al 976 572 384, o enviando un correo electrónico a asisteel@asisteel.com.

  • Según el número de gargantas: las gargantas son los canales que recorren el perímetro exterior de las poleas. A través de ellas pasa la cuerda, y en cada uno de los extremos de esta es donde actúa la acción de potencia y resistencia, respectivamente. Cuando las poleas, fijas o móviles, tienen más de una garganta, se trata de aparejos dobles. Cuando solo tienen una, hablamos de aparejos sencillos.

  • Según el material de los ramales: estos pueden ser de diferentes materiales, siendo los más comunes el cable y la cadena, aunque también pueden ser de cuerda. Cada uno de ellos presenta diferentes ventajas y desventajas. En el caso del cable, es especialmente utilizado en grúas de clase D, E y F, puede soportar más de 10 toneladas a mayor altura y mayor velocidad, además de caracterizarse por ser más suave y duradero que la cadena. Por contra, también es el sistema menos duradero y el más caro de todos. La cadena, por su parte, es la opción más económica y la que requiere un menor mantenimiento. Es portátil y resistente, y puede llegar a cargar más de 25 toneladas, aunque suele utilizarse para cargas menores de 5. 

  • Según el número de vueltas que da la cuerda: estas pueden ser cuatro o seis, en el caso de aparejos dobles.

  • Según la forma en la que multiplican la fuerza: puede ser factorial, potencial o diferencial. La primera es la que se da cuando hay una mayor cantidad de poleas móviles y, por ende, una mayor fuerza aplicada. La potencial, multiplica la fuerza por dos elevado al número de poleas. Y en el caso de la diferencial, la fuerza dependerá de la diferencia entre la longitud del radio que existe entre ambas.

  • Según la fuente de alimentación: según el sistema de grúa que se utilice, podemos diferenciar polipastos manuales, eléctricos o neumáticos. 

Contáctanos

Su formulario no cumple con los siguientes criterios: Todos los campos (marcados con asteriscos) deben estar llenos y su contenido debe ser valido.
Por favor rellene todos los campos con *.
La dirección de correo es invalida.
El tipo de archivo/s adjunto/s es erroneo o no compatible.
  • Nombre*
  • Teléfono*
  • Email*
  • Mensaje
  • * obligatorio

Información

Polig. Malpica Calle F Oeste, 
Num. 57 Nave 28 50016, Zaragoza 
Tel: +34 976 572 384
Fax: +34 976 574 470
asisteel@asisteel.com