¿Cuál es el elevador magnético adecuado para usted?

elevador magnético

Los elevadores magnéticos están especialmente indicados para la elevación y el manejo de material ferromagnético, como piezas de hierro o acero, ya sean planas o cilíndricas. Son herramientas de fácil manejo, gracias a su estructura compacta y su tamaño reducido. Son muy versátiles, y permiten levantar la carga sin punto de amarre de manera segura. 
En Asisteel, contamos con elevadores magnéticos manuales de dos modelos distintos:

  • Modelos EM. Son capaces de elevar cargas desde un espesor mínimo de 10 milímetros. La capacidad de carga máxima varía entre 100 y 3 000 kilos.

  • Modelos EMF. Elevadores magnéticos de chapa fina. Cuentan con un doble eje que les permite agarrar materiales desde 5 mm de espesor, mejorando condiciones de trabajo e incrementando su seguridad, puesto que se reduce el peligro de caída del material. Tienen una capacidad de carga máxima de entre 300 y 1 000 kilos.

    Este tipo de herramientas suponen una mejora en las condiciones de trabajo y la seguridad de las instalaciones, incrementando la productividad y el rendimiento del equipo. Pero no todos los elevadores magnéticos realizan la misma función. A la hora de determinar cuál es el adecuado para nosotros, deberemos prestar atención a varios factores.

    Factores que influyen en la elección de un elevador magnético

    • La superficie de contacto. Puesto que se trata de un instrumento que se nutre de flujo magnético para su funcionamiento, debemos asegurarnos de que no exista una separación entre el elevador y la carga. Con ello nos referimos a elementos como el óxido, la pintura, aceites o texturas rugosas que puedan suponer una disminución en la fuerza del elevador. Si es este su caso, quizá deba optar por otros sistemas no magnéticos para la elevación de su carga.

    • El material. Únicamente pueden elevarse materiales con propiedades magnéticas. En el caso de los aceros, la sujeción será más firme al menor contenido de carbono en su composición. 

    • El espesor. La fuerza de atracción puede verse reducida cuando el espesor del material a elevar está por debajo del posible. Es importante que tengamos claro ese mínimo, antes de adquirir este tipo de herramientas.

    • Las medidas. Aumentar la longitud o la anchura del material por encima de las medidas admitidas puede provocar la curvatura del mismo, causando un entrehierro que hace peligrar su sujeción.

    • El peso. Todos los elevadores magnéticos poseen unas propiedades que los diferencian entre sí, y la más notoria quizá sea la restricción de peso. Tratar de superar la carga permitida implica un gran riesgo para su salud y la de sus trabajadores.

    Para más información o asesoramiento a la hora de elegir el elevador magnético perfecto para su caso, contacte con nosotros.

    Contáctanos

    Su formulario no cumple con los siguientes criterios: Todos los campos (marcados con asteriscos) deben estar llenos y su contenido debe ser valido.
    Por favor rellene todos los campos con *.
    La dirección de correo es invalida.
    El tipo de archivo/s adjunto/s es erroneo o no compatible.
    • Nombre*
    • Teléfono*
    • Email*
    • Mensaje
    • * obligatorio

    Información

    Polig.Malpica Calle F Oeste, 
    Num.57 Nave 28 50016, Zaragoza 
    Tel: +34 976 572 384
    Fax: +34 976 574 470
    asisteel@asisteel.com